¿Tiene un juguete “jugabilidad” eterna?

La respuesta es sí: el juguete de madera.

A pesar de que a los niños les encanta recibir cualquier juguete nuevo, parece que al final les gusta jugar con los mismos juguetes una y otra vez. Podemos llamar a estos juguetes clásicos, pero son más que eso. Los juguetes favoritos son aquellos que pueden ser jugados de más de una forma.

Estamos hablando de los “open-ended toys” o “juguetes de final abierto”.

Estos juguetes tienden a ser un poco más caros que los demás, pero su valor reside en la cantidad de tiempo, diversión y aprendizaje que aportan a los niños. Este tipo de juguetes son un beneficio para las familias. Con un poco de creatividad, niños de todas las edades pueden ser incorporados al juego. ¡Si tienes más de un hijo, sabrás de lo que estamos hablando! Cualquier cosa que permita jugar a todos los niños juntos es una gran satisfacción y crea toneladas de tardes felices creando y jugando juntos.

Los juguetes de final abierto son aquellos juguetes simples, sencillos, hechos de materiales naturales (principalmente madera), de colores planos, cuya simplicidad es precisamente lo que permite miles y miles de variaciones de juego a los niños. Su simplicidad es directamente proporcional al número de horas de juego. A mayor simplicidad, mayor desarrollo de la creatividad.

GRIMMS juguete

(C) http://www.thehenhouse-beachburg.com/grimms-toys/

Entre sus beneficios:

  • Mantienen la atención más tiempo, ya que no sólo se basan en la estimulación visual o auditiva.
  • Desarrollan la creatividad y la imaginación, al permitir múltiples y diferentes creaciones cada vez que se juega.
  • Desarrollan habilidades sociales y cooperativas.
  • Fomentan la resolución de problemas.
  • Aptos para todas las edades.
  • Aptos para interior o exterior.
  • Pueden ser jugados en solitario o en compañía.
  • Su fabricación artesanal les hace aptos para la boca del bebé sin peligro alguno.

Un juguete complejo requiere una acción específica para hacerlo funcionar.

Por ejemplo, presionar un botón en un juguete que hará que suene una canción. El juego es más lineal y dirigido. El juguete será divertido por un corto periodo de tiempo, y limitará el tiempo de juego y la creatividad del niño. El aprendizaje derivado de ese juguete estará relacionado con la causa y efecto. Este tipo de juguete de final cerrado no permite la exploración creativa o el juego imaginativo, así como que limita la habilidad del niño para resolver problemas.

Sorprendentemente, los juguetes simples ofrecen más oportunidades de juego que los complejos. Objetos simples como bloques, cubos, palos, etc. ofrecen múltiples posibilidades. Con este tipo de juguetes, el modo de juego y la interpretación creativa corren de parte del niño.

¡Te damos un ejemplo!

Ofrece al niño unos bloques de madera y verás que pueden usarlos como instrumentos musicales, pueden construir una torre o una carretera. Los juguetes de madera con múltiples usos permiten al niño estar a cargo del resultado creativo. Pueden darle al juguete un propósito y usarlo como deseen. Por esta razón, el Museo del Juego en Rochester nombró al “palo” juguete del año; puede usarse como una varita, una espada, una regla, un mástil…

(C) I&K Grimm’s Toys Creative Puzzle Square

El juego abierto con amigos fomenta el desarrollo y la interacción social a la vez que desarrolla habilidades cognitivas. Los niños tienen que discutir y negociar de qué manera usar el juguete.

Los juguetes abiertos acompañarán al niño en su desarrollo, y podremos ver cómo crecen en complejidad a la par que el niño crece en edad.

Construir una torre con bloques a la edad de 2 años puede enseñar al niño las formas geométricas a la par que ayudar a desarrollar la psicomotricidad fina, la coordinación óculo-manual o la destreza. Construir una torre con bloques a la edad de 4 años enseña al niño habilidades matemáticas, físicas y científicas, así como perseverancia. También le anima a trabajar de manera cooperativa mientras resuelve un problema.

 

 

No lo olvides…

A la hora de buscar el juguete perfecto para regalar, por supuesto debes asegurarte de que el juguete es seguro y apropiado para la edad. Una vez que hayas establecido eso, evalúa el potencial de juego y recuerda: cuantas más posibilidades de juego tenga un juguete, mayor aprendizaje aportará al niño. Los juguetes de final abierto de madera verdaderamente son regalos que merece la pena hacer.

¿Quieres ver a dos niñas que en su día a día disfrutan de este tipo de juguete? ¡Este vídeo es genial! Gracias Bei por compartir tanto, tan bonito y tan bueno.

Raquel Ángel Vilches

Maestra de Educación Infantil, Primaria e Inglés.