¿Cómo vives tu crianza?

Vivimos en una sociedad en la que la inmediatez está tan presente que llegamos a integrarla en la crianza de nuestros hijos e hijas. Pronto queremos que nuestros niños y niñas sean personas autónomas, pretendemos que se adapten en todo momento al medio que les rodea, obviando que son seres totalmente vulnerables y dependientes, que han estado meses dentro del vientre materno, sintiendo el latido, la voz de la madre, en un medio placentero y protegidos de cualquier adversidad.

Y de repente… aparecen en un medio completamente diferente donde los sonidos, las luces, las texturas son desconocidas para estas personitas y nuestra conexión, empatía y mirada consciente hacia estos menores es imprescindible para generar un buen vínculo. Cierto es que en este mundo consumista donde casi todos los accesorios que se venden para bebés pretenden sustituir tanto a las funciones maternas como a las paternas, perjudicando el vínculo ideal deseado con nuestros bebés y así se sientan seguros y llenos de amor.

Creado por jcomp – www.freepik.es

 

Por todo esto, es importante tomar consciencia de cómo queremos maternar/paternar, o también podemos preguntarnos: 

• ¿qué tipo de progenitor necesita mi hijo o hija que sea?, 

• ¿qué tipo de paternidad/maternidad he aprendido por mis experiencias de la infancia?

• De la maternidad/paternidad aprendida, ¿con qué me quiero quedar?, 

Como siempre digo: en la crianza seamos puentes de transformación y no de continuidad. Vaciemos nuestras “mochilas” y no se las  pasemos a nuestros hijos e hijas como quizás nos las pasaron a nosotros/as nuestros progenitores.

Todos los que formamos MIMOS sembramos día a día el sueño de una crianza consciente y respetuosa, como filosofía de empresa, adaptando nuestros horarios laborales para fomentar la conciliación familiar, así como las actividades en nuestro espacio para familias, con el objetivo de sembrar semillas de consciencia y apoyo a la crianza. Ya que hoy más que nunca criamos en solitario, y es necesario crear tribus, sentirse acompañadas en la maternidad.

Pilar Gallur, @olasdevida